Juanita Pérez; una enfermera como otra cualquiera, amante de las tocas, recolectora de frases, que escucha, que repite, que escribe, aunque muchas veces le han dicho que no tiene sentido escribir, pues las colegas no leen, ni menos aún escriben. Pero Juanita es algo tozuda.

Menú